lunes, 14 de noviembre de 2016

Review: Samsung Galaxy S7 Edge


Ha legado a nuestras manos el Samsung Galaxy S7 Edge, el buque insignia de la casa Coreana, después del evidente bochorno del Note 7, que entre muchas de sus virtudes, la batería se inflamaba o explotaba, un efecto secundario que no estaba previsto por Samsung y que les obligo retirar las millones de unidades del mercado, y dar por finalizado la serie Note como tal.

Pero aun así, Samsung demostró y demuestra que sigue siendo el rey de la fiesta, y viendo el trabajo realizado con el Samsung S7 Edge, el merito es más que merecido.

9 días con el teléfono, días suficientes para hacer un análisis certero del teléfono que se lleva todo los elogios por parte de los expertos y usuarios.

  Samsung Galaxy S7 Edge

Con respecto a la ultima review del teléfono Android que habíamos realizado, el Wiko Fever, en esta ocasión hay que señalar que estamos en la liga de los alta gama, el precio no deja lugar a duda, entre 650 y 700€ la unidad, pero más allá del precio, que evidentemente es para mi y para mucha gente el factor decisivo a la hora de comprar un nuevo terminal, estamos ante un teléfono que argumenta bastante bien el precio que cuesta.


La primera sensación al desempaquetar el teléfono, es inequívoco, es una gozada para la vista y al tacto, los detalles y materiales hacen que sepas que sera tu mejor amigo durante los próximos meses.

Cuando lo enciendes, el despliegue tecnológico queda patente desde el primer instante, el teléfono es insultantemente rápido, y aunque sobre el papel las características siempre quedan muy bien, y no es para menos:


Lo cierto es que hasta ahora con el uso diario de las aplicaciones comunes, incluido llamadas y algunos juegos para ver como se movían, el teléfono es una bala, tal cual y te hace preguntar donde esta su limite antes que su procesador Octa y sus 4G de Ram empiecen a sufrir, a día de hoy todavía no he vislumbrado un ápice de bajada de rendimiento, una delicia.


Toda las demás funcionalidades que tan de maravilla quedan en papel, tienen un uso real y funcional de verdad en el uso diario, que es, al fin y al cabo lo que interesa, sus reconocedor de huellas para desbloquear el teléfono o autorizar algún pago, funciona y funciona bien, pongas como pongas el dedo (no, la uña no cuenta) el teléfono reacciona el tiempo de un pestañeo, espectacular.

La cámara de fotos, se ha llevado el premio de la mejor cámara de fotos existente en un teléfono móvil, no hay lugar a dudas, incluso algunos expertos se atreven a decir que puede competir con una cámara réflex sin complejo de inferioridad, y en cierto modo, esta ultima afirmación es para mi bastante real, sacar el móvil y disparar una foto en un instante, tendrás un resultado inmejorable, sin necesidad de retoques y post-tratamiento de la foto, te convertirás en un fotógrafo semi-profesional sin tener ni idea como ha ocurrido, pero te entraran ganas de sacarle fotos a todo, incluso a tu suegra o tu jefe.


La pantalla, colores y tamaño, harán que literalmente te entre pereza usar otros dispositivos, sera la nueva niña de tus ojos, y ni tu ordenador ni tu tableta podrán evitar que pases más tiempo con tu nuevo amigo, el S7 Edge. El sonido en la misma linea que la pantalla, sea con el altavoz o con los cascos que vienen con el teléfono, disfrutaras de un sonido limpio y potente.

La batería va sobrada, aguanta un día entero de uso intensivo y llegaras por la noche con todavía un 30%, sencillamente genial, la capacidad de carga rápida otra utilidad real del día a día, y además no termina prendiéndose fuego o explotando, cosa que es de agradecer :P

También ha sido la ocasión de probar la versión 6.0 de Android, y parece (a la espera de probarlo en otros terminales) que ha sido elaborado para el S7, rápido, estable, personalizable hasta el aburrimiento, un entrono vistoso y agradablemente fácil de adoptar para el uso diario, y no siempre una ultima versión ha sido para mi, significado que sea la mejor que la anterior, pero en este caso, he de decir estamos ante la hegemonía completa del sistema operativo Android.

En definitiva, si estas buscando un teléfono de alta gama y perteneces como yo a los que las manzanas te sientan mal, estas ante la mejor alternativa, Samsung S7 Edge 32 Gigas (ampliable mediante micro sd) es una maravilla en todo los sentidos.


A continuación algunas fotos realizadas con el Samsung Galaxy S7 Edge y un vídeo en HD:

Foto de cerca y con muy poca luz:


Fotos en condiciones normales:




Foto con flash:


Foto con objetivo selectivo:




Vídeo grabado en HD:
  
 

No hay comentarios: