viernes, 6 de septiembre de 2013

Punteros Láser. Todo lo que necesitas saber para su buen uso y disfrute. (1ª parte) por RamonMas

Peligros potenciales por un mal uso.
  


Limoncello Digital inicia una serie de artículos dedicados al mundo del láser y más concretamente con todo lo relacionado con los punteros láser de mano.

Es bien sabido que millones de personas en todo el mundo hacen uso de estos dispositivos, ya que tienen multitud de usos prácticos: no sólo se emplean para señalar en una pantalla cuando damos una conferencia o hacemos una presentación, sino que además también son usados en astronomía para enseñar las estrellas y cuerpos celestes, en fotografía nocturna como ayuda al enfoque del objetivo de la cámara, en alpinismo para señalizar en caso de necesidad de ser rescatado, en iluminación de espectáculos, en la caza acoplándolo en paralelo al cañón del rifle, en laboratorios para quemar o cortar objetos, y un largo etcétera; aunque sin embargo, también es sabido que muchas de esas personas sin la suficiente preparación, hacen un uso indebido de ellos.

Los ejemplos más comunes de un uso estúpido e irresponsable, los tenemos en los campos de fútbol, en los que se emplean para dificultar el juego del equipo contrario y la mayoría de nosotros hemos visto alguna vez por televisión, como jugadores, entrenadores o árbitros han sido el blanco de esos desaprensivos.





¿Qué consecuencias puede tener para los futbolistas la exposición a una luz láser como la que se aprecia en las fotografías? 

Existen punteros láser con distintas potencias, desde los que son inofensivos para las personas y que tienen potencias de 1 mW (milivatio), hasta los que tienen potencias superiores a 2 W (vatios). Muchos de ellos tienen una concentración de energía tan alta, que son capaces de encender cerillas, explotar globos, quemar plásticos, piel, madera, etc. 

Os podéis imaginar lo que significa aplicarlo sobre el ojo a corta distancia: Estudios realizados en el año 2004 en EE.UU. revelaron que un haz láser de 5 mW (milivatios) de potencia podía causar quemaduras en la retina a distancias de 14 metros si se estaba expuesto de forma prolongada, por lo que el tema es realmente serio.

Sin embargo el haz láser que a la salida del dispositivo tiene un diámetro de 1 milímetro, se va dispersando con la distancia, pudiendo llegar a tener un diámetro de unos 10 centímetros a una distancia de 70 u 80 metros y de 1,5 metros de diámetro a una distancia de 1 kilómetro. Por lo tanto, como la pupila del ojo humano tiene un diámetro medio de 5 milímetros, es difícil que a esas distancias tenga el comentado efecto sobre el ojo ni sobre la piel, pero sí puede producir ceguera momentánea, puesto que incluso a 350 metros de distancia, un láser de 5 mW de potencia puede causarla. Sería el mismo efecto que produce el destello de un flash fotográfico a muy corta distancia y su efecto puede durar hasta varios minutos.


También son problemáticos en las cercanías de los aeropuertos y en horas nocturnas, puesto que aún a distancias de 3 km, un haz de un puntero láser potente, puede interferir con la visión del piloto en forma suficiente para impedir un aterrizaje. Se trata de una maniobra muy delicada en la que el piloto ha de poner los cinco sentidos y un deslumbramiento en ese momento puede despistarle, dado que la cabina está a oscuras, sólo con las luces de los mandos. No es probable que ocurra una tragedia, pero tampoco hay que olvidar que hablamos de una nave con combustible, a gran velocidad, y con pasajeros. Estos incidentes que cada vez se han vuelto más numerosos, ha hecho que las autoridades de determinados países hayan restringido e incluso prohibido la venta de estos punteros, como es el caso de Australia, que en 2008 promulgó una ley que prohibió la posesión de dispositivos láser de mano, incluidos los inofensivos punteros que se utilizaban en las presentaciones que tenían lugar en el mundo educativo y empresarial.

En los próximos artículos vamos a hablar en profundidad de las características de los distintos punteros, sus colores, sus potencias y lo más importante: concienciar a la gente dando consejos útiles para que podamos disfrutar adecuadamente de ellos. 

No hay comentarios: