jueves, 23 de mayo de 2013

comprensión del lenguaje natural en autómata pensante mínimo


CvdB sobre ideas de Arthur T. Murray

Definición: El autor muestra en su trabajo la forma cómo las estructuras pasan a ser habituales en la mente. La habituación o aprendizaje cubren el tema de cómo una mente puede en forma general generar frases y sentencias. La comprensión de sentencias espero que más o menos sea la operación reversa de la operación de generación. Por supuesto, me doy cuenta que la comprensión tiene que tanto preceder cuanto acompañar el aprendizaje de un infante o de un autómata recién armado en la tarea de habituar los mecanismos sintácticos de generación de sentencias.



Cuando las palabras morfémicas ingresan una a una al sentido fisológico auditivo para ser interpretadas, comienzan por ser "capturadas" por el canal de memoria auditiva en su extremo "fresco" donde tienen gran capacidad de producir nuevos enlaces con el resto de la información del canal de memoria auditiva. En este modelo, se entiende que para ello han sido etiquetadas por el mecanismo etiquetador: la etiqueta sirve de pasaporte para la "captura". La mente intentará, inmediatamente, comprender la serie de morfemas, la oración, pero, si se comete un error, la oración sigue estando en la memoria para lograr reiniciar el proceso de extraerle su significado. Usualmente la mente empieza a procesar los fonemas iniciales para entenderlos, sin esperar el acceso de los fonemas siguientes. Yo personalmente suelo apurarme demasiado en extraerle significado a toda una oración a partir de solo los primeros fonemas y debo rehacer mi comprensión cuando ingresan los últimos fonemas, lo cual me pasa tambien con muchas palabras plurisilábicas que adivino incorrectamente. Debo invalidar mi comprensión inicial. A veces ya tengo preparada mi reacción a algo incompletamente oído. Quiero destacar que el proceso avanza morfema por morfema; y que de ese proceso emerge erróneamente un proceso válido como si fuese una expresión completa. Como las palabras suelen tener varios significados, la comprensión de lo que estoy oyendo puede validamente fluctuar y necesito recurrir a la imagen visual de quien me habla, sus gestos y expresiones, para completar mejor la nueva imagen del entorno que me está afectando. El primer fonema de una oración ingresa entonces en el canal de memoria auditiva cruda. La mente procesa los fonemas como palabras con relaciones gramaticales recíprocas. Controla su estructura sintaactica. Una afirmación incompleta es ambigua cuando pasa por dos (y no solamente una) rutas sintácticas separadas y llega hasta el final de ellas, hasta su destino. Hay que esperar el acceso de los últimos fonemas si es que todavía falta su acceso. La estructura psicológica del oyente es agitada por la comprensión errónea. Esto ayuda a autoorganizar la comprensión. Imagino que el proceso de comprensión es maas o menos el reverso del proceso de generación. Durante la maduración de la inteligencia infantil, el problema de comprensión ocurre antes que la generación.



No hay comentarios: