miércoles, 13 de marzo de 2013

¿Sistemas inteligentes?


Por cortesía de Tendencias21( Autor; Jesús Cerdeñosa)

Hace unos días coincidiendo con la entrega de trabajos de final de curso, unos alumnos míos me preguntaron unas cuantas cosas para ver qué Master de los nuevos planes de estudio les podía convenir hacer, y pretendían elegir entre el Master en Ingeniería Informática y el Master en Inteligencia Artificial, ambos impartidos en mi Facultad.

En un momento dado, mientras les estaba explicando qué se impartía en uno o en otro Master, uno de ellos me espetó: “…pero, ¿a qué se puede llamar un sistema inteligente? “ y claro, la pregunta no es trivial precisamente, pero me “defendí” contestándole con una respuesta sencilla que tampoco es trivial si se piensa dos veces, pero que pareció contentarle “un sistema es inteligente, si parece inteligente”.

Este tipo de pregunta suele ser el comienzo de interminables discusiones sobre lo que es o no es la inteligencia, que si los hombres son inteligentes y que si las máquinas o los animales no lo son etc, etc.., pero en el caso de mi alumno la respuesta pareció gustarle, sin duda por la enorme perspicacia derivada de la buena formación y la juventud. Así que a buen seguro dicha respuesta le dará alas a su imaginación para pensar en que consiste un sistema inteligente.

Esta palabra “inteligente” o “inteligencia” tiene un enorme poder de sugestión. De hecho se asocia a otras para dar una potencia indiscutible. Y así, la encontramos asociada a otras en los ámbitos más variopintos. Ya dentro de la propia inteligencia artificial podemos encontrar “agentes inteligentes” para denominar unos programas que deberían ser capaces de hacer cosas y responder a su entorno, es decir tomar decisiones según estén en una u otra situación..., naturalmente, para que eso ocurra - no mitifiquemos tanto-, un programa de ordenador tiene que estar en medio de datos (números, palabras…) que sepa “masticar” y en consecuencia dar unos resultados. Qué se yo, el ejemplo más simple que se me ocurre ahora seria un programa que le envía un aviso al móvil de que un valor de la bolsa ha bajado por debajo de un valor prefijado por usted. Un poco menos simple sería cuando dicho programa va asociado a un buscador y le envía un tipo de noticia cuando se produzca…pero sigamos con más asociaciones. Más asociaciones pueden ser “inteligencia económica” , “inteligencia emocional” pero seguro que habrán ustedes visto más, por ejemplo “análisis inteligente” de lo que sea….”planificación inteligente” también de casi todo…lo cierto es que las empresas de comunicación buscan esas combinaciones de palabras para hacer parecer que hay cosas nuevas bajo el sol (no siempre son nuevas, claro…más allá de las palabras o sus combinaciones..). Recuerdo un proyecto en el que participé hace años cuyo tema de fondo era “diagnosis organizacional” y más que el contenido del mismo que en realidad se correspondía bastante con dichos conceptos (diagnosis de las organizaciones) siempre me impresionó el poderío de la palabra “organizacional” y esta tarde he visto en un periódico económico que hay unos nuevos puestos de “dirección de cultura organizacional”…y cuando vi organizacional me recordó al poderío de dicha palabra cuando trabajé yo con ella y me ha resultado curioso que no pusieran juntas las dos palabras de poderío, es decir, “inteligencia organizacional” y eso suena ya a auténtico bombazo. Y por supuesto, que dicha combinación ya existe, como no, hay incluso consultoras que se dedican a eso….(a la inteligencia organizacional)

Sobre lo que significa inteligencia como adjetivo, entra ya un abanico de opiniones. Yo mismo les iré dando algunas en próximas ocasiones, dado que se podría establecer unos límites para poder calificar un sistema como tal pero no vayan a creer, no todo lo que hace el ser humano pasaría el test de “inteligencia”…ese todo un tema, hablaremos de todo esto…

Les dejo por hoy. Saludos y hasta pronto.

No hay comentarios: