sábado, 16 de marzo de 2013

Que mala es la envidia...¿Verdad Darwin?


El otro día desde nuestro canal FaceBook y en el blog, pusimos y comentamos un vídeo donde se veía un robot Nao quedarse sin batería, antes de comprobar la dura consecuencia de querer exprimir la batería al limite, y es que los robots no se libran de la dependencia del suministro de energía, depende al igual que ocurre con otros aparatos, de las baterías...

Y aunque es un fastidio quedarse sin batería en nuestros móviles (por poner un ejemplo), en el caso de los robots bípedos, tal inconveniencia va acompañado en el 99% de un doloroso recordatorio.

Nada que no sepamos, incluso los robots más caros no se escapan a tan implacable realidad...¿Verdad Darwin?


No hay comentarios: