sábado, 23 de marzo de 2013

Las máquinas de acero de los estudiantes de la INAOE y la UNAM participan en la RoboCup.


Fuente del artículo Quo;

Sabina mide más de 1.5 metros de altura, tiene grandes ojos y es robusta, tiene grandes cualidades como limpiar la casa y traer cosas, lo mejor, es que no pide de comer, ni rezonga por lo que tiene que hacer.

Ella es un androide creación del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) que participa en RoboCup 2012, en la ciudad de México.

El Team Markovito, quien es el creador de esta máquina limpiadora, está dirigido por el Dr. Luis Enrique Sucar Succar y conformado por 11 personas entre estudiantes e ingenieros.


Irving Vázquez habló con QUO sobre su preparación y los retos que enfrentan en esta competencia en la que participan más de 3 mil expertos en robótica.

“Estamos sólo ajustando la programación y probando que Sabina responda a nuestras órdenes”, asegura mientras teclea su computadora verificando el sistema operativo.

“Creo que tenemos una fuerte ventaja sobre los demás, gracias a que Sabina está previamente armada y no tuvimos que ensamblar para traerla a la competencia”, confía el estudiante de la INAOE.

En 2009 el equipo participó en la RoboCup de Austria y hace un año en la de Turquía donde obtuvieron el onceavo lugar, y ahora espera conseguir mejores resultados.

“Este evento nos ayudará a tener más conocimientos y ver en qué estamos fallando, además fomenta a que las instituciones educativas aporten más a la investigación científica”.

Durante la prueba Sabina tendrá que ser la mejor ama de llaves, y sus programadores y constructores mexicanos confían que el trabajo de equipo se podrá ver a la hora de competir.

“El trabajo que estamos haciendo implica desde ingenieros, armadores, programadores y diseñadores y confiamos en el buen trabajo de todos”.

Justina, la mesera de la UNAM

El equipo del Laboratorio de Robótica de la UNAM, “Pumas” desarrolló un androide parecido a Sabina, llamado Justina, que tiene habilidades para reconocer personas y objetos, ordenar una habitación o de recordar alguna orden.

El director de la Federación Mexicana de Robótica, Jesús Savege, es el encargado de este proyecto integrado por 11 jóvenes de la máxima Casa de Estudios.

Esta máquina de casi 1.80 y largo brazos de metal, puede decir su nombre, hablo sobre quién la armó y dejar una carta de presentación de forma autónoma, gracias a la inteligencia artificial con la que está programada.

Durante la RoboCup, la máquina de la UNAM tendrá que realizar tareas parecidas a las de un mesero humano, ordenará una habitación y seguirá las ordenes con exactitud de tres personas, sin antes conocerlas.

El humanoide que se terminó de ensamblar hace un mes, es un proyecto del Laboratorio de Robótica de la UNAM desde 2005 y participa junto a Sabina en la categoría de Major RoboCup@Home, bien podrían ser familiares de Robotina, la robot sirvienta de Los Supersónicos.

Sus creadores aseguran que Justina a diferencia de otros humanoides “coordina sus movimientos de las manos con la vista, un sistema que consideran es ventaja frente a los otros concursantes”.

No hay comentarios: