domingo, 24 de marzo de 2013

El efecto "Valle Inquietante"



Todo aquel amante de los robots y videojuegos, en más de una ocasión ha tenido la sensación de que el personaje o robot que tuviera delante en ese momento, albergara algún atisbo de "vida", la simulación (y aspecto) en la Inteligencia Artificial en acercarse a pasos de gigante hacia nuestra imagen y semejanza, produce en la mayoría de los casos un cierto rechazo.

Este fenómeno, se produce por la teoría del Valle Inquietante, que en la propia Wikipedia esta explicado de forma magistral.

Dicha hipótesis viene argumentada por el hecho (y resumiendo muy mucho), de que si el aspecto de un elemento en cuestión, sea un robot o personaje virtual, se acerca demasiado a nuestros comportamiento y forma de actuar como si fuera un humano, nuestro cerebro se pone en "guardia" avisándonos que aunque lo parezca, dicho elemento NO es humano...


Desde un punto de vista evolutivo se podría explicar esta repulsión como la necesidad de mantener una limitación tajante frente a otros homínidos muy similares a nosotros...

Lo cierto es, que es cierto, valga la redundancia, hoy domingo he tenido esa misma sensación plasmada en una mesa, ordenando los robots y aprovechando tenerlos reunidos en la misma mesa para hacer una "foto de familia", al hacer las fotos, en un momento muy corto, llegue a pensar que los robots me estaban mirando mientras hacia las fotos, y entonces no tenia ante mi "El Valle Inquietante", si no más bien, una "Mesa Inquietante".




Firmado, Jorge Lago

No hay comentarios: