sábado, 19 de enero de 2013

Primeras pruebas con Q.bo


Nervioso a la par de emocionado, esa son las palabras que mejor definen mi primer trasteo con el robot Q.bo de la factoría Española TheCorpora.

Lo cierto que estoy en un momento de mi vida donde no dispongo de todo el tiempo que me gustaría para poder dedicarle las horas (o días...) que me gustaría a mi hobby preferido, y más aun teniendo en casa un robot como Q.bo nada menos, pero este pasado viernes por la tarde, tuve unas horas donde por fin he podido encender el robot y comprobar los detalles que ofrece las primeras manipulaciones necesarias para acceder a la interfaz del mencionado robot.

Bien, lo primero es lo primero, donde esta el...botón de encendido, bromas aparte, las primeras conexiones necesarias para configurar Qbo con nuestra LAN de casa vía Wifi, es disponer de lo más común... un monitor, un teclado y un ratón, quitamos la tapa trasera del robot y lo conectamos todo en sus respectivas conexiones...


El paso siguiente, empieza la fiesta, al encender a Q.bo, se iniciara la distro OpenQbo, una distribución Umbutu de Linux modificado para la ocasión, con ROS y algunas modificaciones para que todo corra con una pasmosa fluidez.

Una vez iniciado OpenQbo, sonara por los altavoces de Q.bo una música de inicio y un acertado saludo del susodicho, para entonces, conectamos el Wifi de Q.bo a nuestra red, y accedemos a la interfaz WEB de Q.bo, para llegar a una serie de menús y opciones a cual más interesantes, a partir de aquí, ya podéis acceder a Q.bo desde cualquier ordenador de vuestra red, a la interfaz del robot, mediante la dirección: localhost:7070 y liberar a Q.bo de todo los cables que le impedirán moverse libremente.

Y bien, llegaremos al mencionado "panel de control", accediendo desde cualquier navegador WEB, aunque por lo visto, el Chrome tiene una buena dosis de compatibilidad asegurada.



Y entonces empieza un viaje de descubrimiento a las primeras opciones que ofrece la interfaz WEB, chequeo del sistema, lanzador de aplicaciones, entrenamiento visual, reconocimiento de voz, tele-presencia y unas cuantas opciones que iremos descubriendo en próximos artículos profundizando en cada una de las opciones ofrecidas.

Como no podía ser de otra forma, la primera idea que se me ha ocurrido para cerrar esta primera tanda de pruebas con Q.bo, es hacer este pequeño guiño a todo los amigos con ideas consparanoicas de guerras cyberneticas que terminaran tarde o temprano por alcanzarnos y que del futuro, terminen llegando Robots de la nada, eso si, esperemos que Sarah Connor, sea muy asustadiza, de lo contrario estamos perdid@s...
 

No hay comentarios: