lunes, 7 de noviembre de 2011

Como limpiar / cuidar tu robot y no morir en el intento...

Uno de mis pasa tiempos favoritos los domingos, es sin duda hacer una "revisión" por encima a mis robots, al igual que otros muchas practicas, revisar el material no es de menor importancia que todo el resto, ya que así evitaremos llevarnos contratiempos el momento que necesitamos usar dichos robots.

Hoy le ha tocado al Kondo KHR-2HV, después de la pequeña maratón de exhibición en el evento Fribot, al igual que su compañero Robonova, ambos estuvieron luciendo palmito más de la habitual, así que después de una utilización intensiva, siempre es recomendable mimarlo un poco.

Hoy me puse directamente con el Kondo por la sencilla razón que el Robonova ya paso por una revisión y mini reparación forzada, púes una de las soldaduras del cable de la batería, se había soltado, este problemilla me hizo descubrir otro, uno de los cables de los servos, (ubicado debajo del brazo) estaba totalmente pelado, debido seguramente a algún pinzamiento, todo estas pequeñas cosas, son totalmente normales, hay que tener en cuanta que al igual otras maquinarias con cables y movimientos todas necesitan de tanto en cuando un reajuste y revisión, dicho esto, no podemos evitar que un servo se estropee, que la batería se muera o otros inconvenientes directos o indirectos, pero si que podemos evitar en la medida de lo posible contratiempos indeseados.

Para ello es recomendable una buena y simple inspección visual, los sitios más sensibles suelen ser los más expuestos a roces y movimientos, como las piernas y sobre todo los brazos, por eso es recomendable tener siempre los cables con suficiente soltura para que no se queden limitados en movimientos y terminen forzando este ultimo, dando lugar a una posible desconexión o roce de algún cable que terminaría pelándose, y en el peor de los casos creando un corto circuito con resultados no deseados.

Los cientos de tornillos que aguantan el armazón de nuestros bípedos y sus componentes, no son pocos y también son propensos a aflojarse, y ya que estamos en dicha inspección visual, no esta de más cerciorarse de que estén bien ajustados, evitando así una posible perdida de algún tornillo.

Y para completar dicho mantenimiento, no soy partidario de usar productos de limpieza para sacarle brillo a mis robots, suelo usar un paño húmedo y un invento que llevo usando varios años en otros aparatos, se llama Cyber Clean, han cogido la idea del famoso « Blandi Blu » y gracias a su flexibilidad, este producto, consigue llegar a cualquier parte y recoger toda la suciedad o polvo acumulado, excelente invento para dejar reluciente nuestros juguetes, el Cyber Clean no lleva en su composición ningún producto corrosivo o sucedáneo que pueda dañar componentes electrónicos, convirtiéndose así en un articulo imprescindible para este tipo de menesteres.


Igual os parece una tontería, pero con estos simples pasos, evitaremos disgustos posteriores a la hora de trastear con ellos y cuidaremos de nuestros robots como se merecen.

Una vez terminado, ya lo tenemos reluciente y listo para su próxima salida al ruedo, hasta entonces, vuelve a su lugar de descanso ;)



Continuara...

No hay comentarios: